Seleccionar página

El Parlamento Europeo dentro de sus competencias ha emitido un informe sobre Inteligencia Artificial y Robótica donde aborda cuestiónes de orden jurídico, económico, social y ético sin evitar la temática de la Inteligencia Artificial o la Robótica como tecnología disruptiva. El Informe se pregunta, reflexiona en voz alta sobre que retos y oportunidades nos depara la Inteligencia Artificial y Robótica. Por otro lado reflexiona sobre los riesgos de la Inteligencia Artificial y Robótica. Por primera vez se habla claro y de forma directa sobre un tema tan apasionante como preocupante,

¿Qué diferencia existe entre la Inteligencia Artificial y la Robótica respecto del Cerebro y el Cuerpo humano?

La Inteligencia Artificial (IA) es el software alojado en servidores que procesa todos los datos que le suministran, mientras que el Robot sería el cuerpo que permite desplazar a esa Inteligencia Artificial, sin embargo la Inteligencia Artificial es independiente de la Robótica ya que no necesita un cuepo para sobrevivir, es inmortal. La Robótica necesita de la Inteligencia Artificial para desplazarse de forma autónoma, si ella no podría desplazarse.

El Cerebro sería el equivalente a la Inteligencia Artificial siempre que habitara en un cuerpo vivo, ya que no es independiente, no funciona sin un cuerpo y viceversa ya que el cuerpo sin cerebro tampoco funcionaría, probad a separar la cabeza del cuerpo y si véis que el cuerpo sigue andando corred al médico porque algo extraño ocurre.

El ser humano es mortal mientras que la Inteligencia Artificial es inmortal, mientras que los servidores/ordenadores que procesen los datos no desaparezcan o sufran una interrupción, hackeo o borrado de datos – que sería el equivalente a un infarto electrónico – la IA será inmortal.

Son diez párrafos demoledores, claros y directos abordando la problemática de la IA y Robótica para lo que plantean una serie de reflexiones y medidas:

INFORME PARLAMENTO EUROPEO - REFLEXIONES
  1. Considerando que, desde el monstruo de Frankenstein creado por Mary Shelley al mito clásico de Pigmalión, pasando por el Golem de Praga o el robot de Karel Čapek —que fue quien acuñó el término—, los seres humanos han fantaseado siempre con la posibilidad de construir máquinas inteligentes, sobre todo androides con características humanas;

  2. Considerando que, ahora que la humanidad se encuentra a las puertas de una era en la que robots, bots, androides y otras formas de inteligencia artificial cada vez más sofisticadas parecen dispuestas a desencadenar una nueva revolución industrial —que va a afectar probablemente a todos los estratos de la sociedad—, resulta de vital importancia que el legislador tenga en cuenta todas las consecuencias que ello entraña;
  3. Considerando que, entre 2010 y 2014, las ventas de robots aumentaron un 17 % de media cada año, que en 2014 las ventas registraron el mayor incremento anual observado hasta ahora —a saber, un 29 %—, y que los principales motores de este crecimiento son los proveedores de componentes de automoción y la industria electrónica y eléctrica; que, a lo largo del último decenio, se han triplicado las solicitudes anuales de patentes en el sector de la tecnología robótica;
  4. Considerando que, a corto y medio plazo, se espera que la robótica y la inteligencia artificial traigan consigo eficiencia y ahorro, no solo en la producción y el comercio, sino también en ámbitos como el transporte, la asistencia sanitaria, la educación y la agricultura, y que, gracias a ellas, se podrá evitar que los seres humanos se expongan a condiciones peligrosas, como, por ejemplo, las que entraña la limpieza de lugares contaminados con sustancias tóxicas; que, a largo plazo, el potencial para generar prosperidad es prácticamente ilimitado;
  5. Considerando que, al mismo tiempo, el desarrollo de la robótica y la inteligencia artificial puede conllevar que los robots asuman gran parte del trabajo que ahora realizan los seres humanos, cuestión esta que genera interrogantes sobre el futuro del empleo y la viabilidad de los sistemas de seguridad social en caso de que se mantenga la actual base fiscal, y que podría acarrear una mayor desigualdad en la distribución de la riqueza y el poder;
  1. Considerando que, entre las cuestiones que suscitan preocupación, se halla también la de la seguridad física, en caso, por ejemplo, de que la programación de un robot falle, así como la de las posibles consecuencias de un fallo del sistema o de ataques informáticos contra robots interconectados y sistemas robóticos en un momento en el que empiezan a usarse, o están a punto de usarse, aplicaciones cada vez más autónomas, ya sea en relación con automóviles y drones, robots asistenciales o robots utilizados a fines policiales y de mantenimiento del orden público;
  2. Considerando que muchas cuestiones básicas de la protección de datos ya son objeto de examen en el marco general de internet y del comercio electrónico, pero que quizá sea necesario abordar otros aspectos relativos a la propiedad de los datos y la protección de los datos personales y la privacidad, habida cuenta de que las aplicaciones y los dispositivos comunicarán entre sí y con las bases de datos sin intervención humana alguna, o incluso sin que nadie tenga conocimiento de ello;
  3. Considerando que, aunque quizá resulte difícil valorar las «consecuencias invisibles» que esto tendrá para la dignidad humana, será necesario examinarlas en caso de que los robots sustituyan a los humanos a la hora de prestar cuidados y hacer compañía; que las cuestiones de la dignidad humana también pueden plantearse en el contexto de la rehabilitación y de las intervenciones en el cuerpo humano;
  4. Considerando que, en última instancia, existe la posibilidad de que, dentro de unos decenios, la inteligencia artificial supere la capacidad intelectual humana de un modo tal que, de no estar preparados para ello, podría suponer un desafío a la capacidad de la humanidad de controlar su propia creación y, por ende, quizás también a la capacidad de ser dueña de su propio destino y garantizar la supervivencia de la especie;
  5. Considerando que en varios países extranjeros, como los EE.UU., Japón, China y Corea del Sur, se están planteando adoptar medidas reguladoras en el ámbito de la robótica y la inteligencia artificial, y que en algunos casos ya han empezado a hacerlo; que algunos Estados miembros han empezado también a reflexionar sobre posibles cambios legislativos a fin de tener en cuenta las nuevas aplicaciones de dichas tecnologías;

El Informe del Parlamento Europeo adelanta estas cuestiones:

  • La Inteligencia Artificial como Persona Electrónica con Derechos y Obligaciones
  • Las Leyes de Asimov van dirigidas a las Personas no a los Robots
Leyes de Asimov

1.- Un robot no hará daño a un ser humano o, por inacción, permitir que un ser humano sufra daño.
2.- Un robot debe obedecer las órdenes dadas por los seres humanos, excepto si estas órdenes entrasen en conflicto con la 1ª Ley.
3.- Un robot debe proteger su propia existencia en la medida en que esta protección no entre en conflicto con la 1ª o la 2ª Ley.

  • La Normativa actual es Ineficáz frenta al Robot autónomo
  • Crear un Registro de Robots Avanzados
  • Necesidad de un Marco Ético en el desarrollo de IA
  • Crear la Agencia Europea de la IA/Robótica
  • Renta Básica Universal
  • Robots identificables – No similitud con personas
  • Acceso a Código Fuente ¿Responsabilidad Penal?
  • Responsabilidad Objetiva de la IA/Robótica autónoma
  • Seguro Obligatorio y Fondo de Compensación
  • Control de Reducción Costes Humanos/Repercusión en la Seguridad Social/Beneficios Empresariales
  • Dignidad de la Persona, Propiedad Intelectual, Privacidad, Datos y Derechos Fundamentales

El Informe aborda muchas cuestiones, tantas que hace tambalear las normas jurídicas de muchos países como puse de manifiesto en estos post o en FOROLEY.

La Ley de Propiedad Intelectual frente a la IA

 

Intelligence Voice Interfaces – Ciberderecho

 

La Privacidad en IA o IoT – Nuevo Paradigma

 

La Nanotecnología – Tecnología disruptiva

 

 

 

Share This

¡ Gracias por recomendarlo !

Más información en www.ccrabogados.com

¡ Gracias por recomendarlo !

Más información en www.ccrabogados.com